Opinión: ¿Cómo podemos cuidar de nuestros pacientes si no nos cuidamos entre nosotros?

Categoría: Noticia destacada Escrito por Informaciones Soccas

75

Por: Lily Schweizer H

Durante la Pandemia, hemos visto cómo nuestros equipos de salud han sufrido los efectos nocivos de ésta, enfrentando situaciones de alto nivel de estrés ante la sobrecarga laboral, con una importante desgaste para su salud mental, que se ha manifestado de distintas maneras, sobretodo en la estabilidad emocional y afectiva, con síntomas depresivos, así como insomnio, negación, ira y miedo, lo que puede repercutir en el clima laboral, arriesgando la calidad y seguridad en la atención de nuestros pacientes.

Hemos además observado, un aumento del “mobbing”, o más conocido como “acoso laboral”, conductas que vulneran la integridad física y psíquica de las personas, con trágicas consecuencias, especialmente en personal joven recién egresado. Al parecer, hemos olvidado lo que siempre nos ha caracterizado: “la ayuda y cuidado de otros”.

La evidencia nacional, muestra que el hostigamiento laboral es más frecuente de lo que pensamos. Según Paravic, Moreno, Luengo (2018), el acoso laboral en los Servicios de Urgencia tiene una prevalencia de 14,3% siendo tres veces mayor en los establecimientos públicos (18,1%) respecto de los privados (6,2%). Los agresores identificados son compañeros de trabajo (41,7%) y jefaturas (35,2%), siendo este último en los servicios públicos con el doble de porcentaje (38,6%) que en los privados (14,3%). A nivel internacional en la Comunidad de Madrid, el Estudio Cisneros VI, indica que en el Sector Sanitario el más afectado es el estamento de enfermería con un 13%  lo que sobrepasa la media europea que se sitúa en 8%.

Entonces preguntémonos… ¿Qué nos está pasando?, ¿En qué nos hemos equivocado? ¿Cómo podemos erradicar esta mala práctica?

Tenemos que esforzarnos al interior de los equipos de trabajo, en fomentar un buen ambiente laboral, acoger a cada nuevo profesional que se integre y guiarlos como alguna vez lo hicieron con nosotros o como nos hubiera gustado que lo hicieran. Promovamos el liderazgo positivo, siendo generosos con aquellos que requieren nuestro apoyo.

 Es fundamental en las Instituciones de salud involucrar a las jefaturas, en el desarrollo de una gestión que busque promover prácticas de autocuidado, trabajo en equipo, humanización en las relaciones laborales, comunicación efectiva, contención emocional, velando siempre por un desarrollo de condiciones adecuadas para los profesionales y aun más, en este período de crisis sanitaria  

“Ante el acoso laboral, tolerancia “0”, a las conductas disruptivas en los equipos de salud “

“Para favorecer la violencia colectiva, hay que reforzar su inconsciencia. y, al contrario, para desalentar esa violencia, hay que mostrarla a plena luz, hay que desenmascararla.” René Girard.